Skip to content

HUMANIZACIÓN de las comunicaciones del sector sanitario

Nuestro enfoque estratégico con respecto a las comunicaciones en el sector sanitario

La humanización se basa en la necesidad de entender. Mira a las emociones que nos hacen humanos. Examina los sentimientos que tenemos como individuos. Define los comportamientos que mostramos como personas.

Nuestras emociones. Nuestros sentimientos. Nuestros comportamientos.

Al entender a la persona, creamos comunicaciones que importan.

Nuestros talentosos equipos usan nuestro marco de planificación estratégico para crear comunicaciones que se hagan eco entre su público. Va más allá de la segmentación. Se trata de humanizar.

Basándonos en un entendimiento profundo de las motivaciones de las personas, logramos conocer su forma de pensar, lo que creen, sus restricciones, impulsos, frustraciones, aspiraciones y exigencias a través de la investigación y la perspicacia.

Este conocimiento profundo combinado con un conocimiento de la teoría del cambio de comportamiento nos permite crear planes de comunicación atractivos con un gran impacto y en conformidad con sus objetivos.

La humanización proporciona una base fuerte para una planificación perspicaz de las comunicaciones tanto para los programas internos como externos: desde proyectos educativos para profesionales sanitarios hasta campañas de activación  de pacientes o desde acciones rápidas de conocimiento de productos hasta lanzamientos estratégicos globales de un determinado producto. Se puede usar para todos los públicos: pacientes, cuidadores, profesionales sanitarios, expertos y pagadores, ya sea en el ámbito médico o comercial.

Como entendemos a las personas como humanos y tratamos a las personas como humanos, podemos desarrollar comunicaciones que les afecten como humanos.

Este es nuestro enfoque de humanización para crear comunicaciones que importen.

Contacto

Speak to us about how we can provide tailor made solutions for you.

Ashfield ofrece una amplia gama de servicios líderes a nivel mundial, entre los que se incluyen equipos de venta médica, televentas, formación de enfermeras, programas de soporte a pacientes, comunicaciones médicas, información médica, reuniones, eventos, estudios de mercado, farmacovigilancia y formación.